A partir del ciclo escolar 2019-2020,las escuelas de nivel básico implementarán el programa «Suma minutos”, el cual busca el fortalecimiento de la educación física en primarias, secundarias y preescolares. Esto con miras a la implementación de la Nueva Escuela Mexicana.

Uno de los pilares de este programa son las pausas activas. 

Durante el Taller de Capacitación Hacia una Nueva Escuela Mexicana y la fase intensiva del Consejo Técnico Escolar 2019, los docentes reciben capacitación sobre la pausa activa y sus beneficios para los alumnos.

¿Qué es una pausa activa? La pausa activa se define como un momento de activación que permite un cambio en la dinámica laboral, en donde se puede combinar una serie de movimientos que activan los sistemas: músculo-esqueléticos; cardiovascular; respiratorio y cognitivo.

Las pausas activas consisten en realizar pequeños descansos con actividades en movimiento durante la jornada escolar que sirven para recuperar energía, mejorar el desempeño y hora de clase dirigido por el maestro frente a grupo, acompañadas de recomendaciones sobre alimentación e hidratación saludables.

En un entorno laboral es recomendable realizar pausas activas cada 2 o 3 horas, mientras que en la escuela es recomendable cada 50 minutos en intervalos de 3 a 5 minutos.

Entre los beneficios que generan estas pausas activas, se encuentran: 

  • Reducir la fatiga laboral
  • Disminución de cargas osteomusculares
  • Mejoran la movilidad articular 
  • Previene y/o disminuyen el estrés
  • Favorece la concentración
  • Mejorar el desempeño laboral, entre otras

También debes tener en cuenta para realizar las pausas activas, lo siguiente: 

  • La respiración debe ser lo más profunda y rítmica posible
  • Mantener una postura de relajación
  • Sentir el estiramiento
  • Realizar los ejercicios de manera suave y pausada

Con información del sitio UNIÓN Puebla