• ¿Cuáles son los primeros pasos hacia una Nueva Escuela Mexicana?
  • ¿Cómo puede la educación al mismo tiempo aumentar la calidad y disminuir las desigualdades en el aprendizaje?
  • Avanzar hacia una educación distinta, más integral y humanista, será un proceso que llevará tiempo, porque demanda del compromiso y el trabajo de todos los docentes de México.

Aumentar la calidad y disminuir las desigualdades en el aprendizaje se logrará al introducir cambios en la práctica docente y en el funcionamiento de la escuela. 

Durante la tercera sesión del Taller de capacitación de la Nueva Escuela Mexicana, se señala que los niños y adolescentes son la razón de ser del sistema educativo.

Avanzar hacia una educación distinta, más integral y humanista, será un proceso que llevará tiempo, porque demanda del compromiso y el trabajo de todos los maestros de México.

Para este propósito se parte de una propuesta pedagógica viable y congruente con los nuevos postulados constitucionales para todos los niveles educativos. Además se elabora y pone en marcha un renovado programa de formación inicial y continua y especialmente, se crean condiciones materiales, laborales e institucionales para que el trabajo educativo sea más efectivo, es decir, que se exprese en aprendizajes profundos y duraderos de todas las niñas, los niños y adolescentes.

En este momento, se vive un periodo de transición curricular, cargado de cambios y oportunidades. La Nueva Escuela Mexicana suspende el avance de la aplicación del plan de estudios 2017 (Nuevo Modelo Educativo y Aprendizajes clave), y con la participación de los maestros, se revisará la propuesta curricular que ha sido materia de controversia por muchos sectores del magisterio; y también permite atender el nuevo acuerdo educativo plasmado en el artículo 3º constitucional. Sin embargo, hay una excepción en la suspensión del avance del plan de estudios 2017 en segundo de secundaria.

La Nueva Escuela Mexicana establece que en educación preescolar y primaria el personal docente y directivo decidirá, en sesión de Consejo Técnico, si continúa o no con los clubes. Las escuelas que decidan no continuar con los clubes podrán reorientar ese tiempo para la formación académica y el desarrollo personal y social. También se restablece la asignatura de tecnología en la educación secundaria (talleres), los clubes pueden coexistir con los talleres si lo decide el Consejo Técnico.

Se establece en la Nueva Escuela Mexicana que en este ciclo escolar comenzará el programa la “La escuela es nuestra” que consiste en otorgar presupuesto directo a madres y padres de familia, organizados en un Comité Escolar para la Administración Participativa (CEAP), destinado al mantenimiento y equipamiento de la escuela y al mejoramiento de la infraestructura.

Este programa comenzará en 12 mil planteles de educación básica ubicados en zonas de alta marginación y pobreza. Es la primera ocasión que el recurso llegará directamente a un comité elegido en asamblea de madres y padres, quienes en conjunto con el personal docente realizará un diagnóstico, un plan de acción y tomará la decisión de cómo invertir este recurso.